El té


TÉ EN EL MAGREB

 

INGREDIENTES: ( Para 6 personas )

 

         1 buen ramilletes de menta o hierbabuena

         1 Cucharada grande de té verde

         6 Cucharadas medianas de azúcar

         ½ litro de agua natural

 

ELABORACIÓN

 

         Disponer en una tetera la menta o la hierbabuena, junto con una cucharada grande de té verde y el azúcar.

         En otro recipiente, calentar 1/2litro de agua natural.  Cuando hierva el agua, añadirla a la tetera, la cual se pone a fuego lento durante 2 minutos.

         Apagar el fuego y dejar reposar la tetera 5 minutos antes de servir el té en tazas pequeñas.

 

La presentación y sabor varía en la zona donde lo tomes, los saharauis y los tuaregs lo preparan aún con más ceremonia, debido a su relajado modo de vivir y a la escasez de recursos modernos a qué están acostumbrados. Utilizan como fogón un artilugio parecido a un candil, cuya potencia no superaría la fuerza de una vela. Además, en la misma velada, preparan tres variantes de té., el primero sin azúcar, el segundo con moderada cantidad de azúcar y el tercero y último con mucha azúcar.

Estas son las dos autenticas versiones  para preparar el té en el mundo árabe, aunque existen múltiples excentricidades muy interesantes para degustarlo, con otro toque de distinción. Por ejemplo, añadir a la taza de té ya hecho un poco de nuez o canela, o una gota de agua de rosas y 4-5 piñones crudos. Hoy en día, los braseros escasean. Se pueden sustituir por barbacoas. Si no hay posibilidad de hacer té de forma artesanal, se recurre a fogones de cocina.

 

 

Cuscús


AL – CUZCUS, AL-KUSKUS

 

 

La palabra cuscús, según algunos antropólogos y lingüísticas, es de origen berebere, de las montañas del Atlas. Dicha palabra es poco conocida en el resto de mundo árabe. La palabra hace referencia al ruido que hace le vapor al cocer los granitos finos de sémola especial a través del kiskas (una especie de colador que se pone sobre la olla o el recipiente donde se cuecen las verduras y la carne ). Otro autores sostienen el origen sudanés-árabe de la palabra cuscus, que derivaría del verbo árabe cascasa, que señala la división y triturado de cualquier cosa, en este caso trigo.

La historia de este plato se remonta a centenares de años de historia; por poner un ejemplo, fue conocido en el reino nazarí de Granada, pero era desconocido en el resto de los reinos de taifa.

 

INGREDIENTES:

 

200 g de garbanzos remojados (cuatro o cinco horas de remojo en agua)

1 Cebolla picada finamente

1/3 taza de aceite de oliva (aproximadamente 60 cc)

1 Berenjena cortada a dados

3 – 4 zanahorias peladas y cortadas en pedazos alargados

2 Patatas grandes cortadas a dados

2 dientes de ajos

4 – 5 tomates pelados

100g de calabaza

2 – 3 calabacines pequeños

1 manojo de cilantro picadito

1 manojo de perejil picado

½ col pequeña

 

 

 

 

100g de judías verdes

½ cucharada de pimienta

1 cucharada de jengibre

 100g de mantequilla

1 pizca de azafrán

2 cucharadas pequeñas de sal

½ kg. de cuscús ( se puede encontrar en tiendas de productos árabes )
1 kg. de  carne de cordero, ternera ó pollo, cortadas a trocitos para estofar

 

ELABORACIÓN

 

Sería estupendo disponer de los utensilios típicos para la cocción del cuscús, sustituir la típica cuscusera por un colador plano.

En una olla a fuego moderado, sofreír la carne o el pollo en el aceite y la mantequilla. Pasados 5 minutos, agregar la sal, el perejil, la cebolla los ajos y todas las especias. Sofreír todo el contenido cinco minutos más.

Llenar ¾ partes de la olla con agua y cuando hierva agregar todas las verduras, las hortalizas y los garbanzos.

Mientras se cuecen, lavar el cuscús, escurrirlo y  aliñarlo con una cucharada de aceite y una pizca de sal.

Ponerlo en el colador de la olla para cocerlo con el vapor del caldo. Al cabo de 10-15 minutos retirar el cuscús y disponerlo en un recipiente, preferiblemente de barro, amplio y poco profundo, para extenderlo bien.

Añadir otra taza de agua, una cucharada de aceite y una pizca de sal. Mezclarlo todo de nuevo y colocarlo otra vez sobre el colador. Esta operación debe repetirse tres veces.

Se recomienda utilizar siempre fuego moderado. Finalizar la cocción cuando la carne y el contenido de la olla estén bien cocidos.

Servir el cuscús en platos individuales cubierto con la carne, la verdura y las hortalizas. Verter el caldo por encima de todo eso